Portada » Noticias » Machining will keep being the first option for composites.

Machining will keep being the first option for composites.

Recientemente nos sorprendía un vídeo que muestra como una impresora 3D reproduce perfectamente una llave inglesa con 7 millones de vistas aparente facilidad. Las primeras reacciones desde muchos sectores fue pensar que el vídeo era un “fake”, es decir que era un montaje falso. Pero no. Parece ser que la impresión 3D ha dado una vuelta de tuerca a su sistema y así lo ha mostrado al mundo.

 
 
 

He aquí el vídeo:

 
 

 
 

Este tipo de materiales viajan por la red a gran velocidad ya que por lo general muestran siempre la fabricación de alguna pieza o artilugio peculiar en un corto espacio de tiempo como, por ejemplo, este enlace donde vemos a un presentador de la BBC que reproduce su propia cara en una de estas máquinas. Naturalmente son muchos los interrogantes que se abren ante tamañas posibilidades de aplicación en distintos sectores pero hay que intentar siempre estar con los pies en el suelo ya que, de momento, no supone una alternativa real al mecanizado en serie.

 
 

¿Cómo funcionan las impresoras 3D?

Se desarrollan piezas capa por capa a partir del archivo CAD. Se esparce una capa de polvo, se imprime una sección horizontal y después se vuelve a esparcir polvo y a imprimir repitiendo el proceso hasta la última sección horizontal. El polvo no imprimido es lo que soporta la geometría de la pieza, lo que permite un amplio rango de complejidad en las piezas. De ahí esa espectacularidad de los vídeos que se difunden por internet de la que hablábamos unas líneas más arriba. Una vez terminado el proceso se desentierra la pieza de entre el polvo.

 
 

¿Desplazamiento del mecanizado de composites?

A pesar de lo atractivo de la impresión 3D y de algunas aplicaciones aisladas en piezas aeroespaciales lo cierto es que todavía ni se acerca a una opción rentable para el mecanizado en serie de resinas compuestas (composites). Es cierto que se consiguen componentes muy logrados con esta tecnología pero la producción en serie todavía está muy lejos de alcanzar los niveles de productividad del actual sistema de fabricación de piezas a alta velocidad.

 
 

Sin duda un gran avance tecnológico que dará que hablar cuando le llegue el turno aunque, por el momento, se dedique a producción a pequeña escala.

2017-02-28T12:08:14+00:00 septiembre 16th, 2011|Noticias|

About the autor: